¿¿¿CREYENTE O AUTOSUFICIENTE???

Creyente-e1565201800733.jpg
Comparte estas informaciones:

Por: Henry Valenzuela

Descargar aquí

Tenemos que reconocer que sin Dios no podemos hacer absolutamente nada y que nos ama a todos sin distinción. Alguien me decía, pero esta persona no es creyente y mira que bien le va en la vida… es que Dios actúa en cada persona, todos somos sus hijos. Unos le buscan, sirven en sus parroquias, ministerios y comunidades, pero quizás otros no han tenido la oportunidad, ya sea porque nadie les ha hablado de un Dios vivo entre nosotros. Pero quiero que sepas que todos somos sus hijos y Él va actuar en todos.

Claro está, aparecen muchas personas que se desesperan en tiempo de crisis y emprenden planes y proyectos sin el auxilio del Señor y la asesoría o consejo de personas cercanas. Buscan soluciones, toman decisiones trascendentales y cuando fracasan o les va mal, culpan a Dios y a losdemás. A ese grupo de personas vamos a llamarle: autosuficientes.

Los autosuficientes caminan de planes en planes, de proyectos enproyectos con la salvedad de que no se dejan guiar y mucho menos corregir.

En el otro extremo nos encontramos con los creyentes; aquellos que confían y son objetivos, aquellos que saben que sus fuerzas son limitadas y que sus capacidades son pocas y por eso se abandonan en el Señorpues nadie que ha confiado en Él ha quedado defraudado.

Una de las frases que me ha ayudado mucho en mi caminar es la que dice «Si Dios ha hecho un milagro puede hacerlo otra vez».
Lo he comprobado con mi propia vida, he visto la mano poderosa del Señor actuando a mi favor. He visto como el Señor levanta, libera, sana y cambia planes. Como Dios ha puesto gasolina al tanque de tantas y tantas personas para que comiencen de nuevo, enfocados y con la mirada puesta en Él.

Una de las razones por la que muchos son autosuficientes y quieren llevar su vida a su manera es el miedo al fracaso. Yo tengo mi definiciónsobre este punto. Yo no considero fracasada a una persona que le haya ido mal en determinada área de su vida.

Para mí una persona fracasada es aquella que se rinde, la que no lo vuelve a intentar, aquella que no toca puertas, un fracasado es aquel que se queda en la lona por temor a recibir un nuevo y contundente golpe.

Les recuerdo mis hermanos que este es el mejor momento para que usted se convierta en un creyente y deje de pensar en las puertas que se han cerrado y comience a poner su mirada en las que se van a abrir en el nombre de Jesús.

Mientras haya vida, hay que seguir intentado, es tiempo de que usted sea la mejor versión de usted mismo. Cambie el chip, cambie el código, cambie lo que tenga que cambiar y póngase en modalidad de lucha. ¡Y si quieres recibir mucho, entonces lucha mucho!!!!

En la palabra de Dios en Romanos 8,37 nos dice que nosotros los cristianos no solo somos vencedores sino «Más que vencedores». Y esto implica cambios, nuevos comienzos sabiendo que en todo lo que hagamos tenemos el sello de ser personas, que no solo nos sobreponemos a lasdificultades, sino que llevamos un estilo de vida victorioso.

Ya dejé de ser tan autosuficiente y sea un creyente que ora, confía y espera en el Señor.

Descargar aquí

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top