Comparte estas informaciones:

El movimiento de Cursillos de Cristiandad tuvo su inicio en este Diócesis del 21 al 24 de noviembre de 1963, cuando un grupo de doce tuvieron su encuentro con Cristo, gracias a la acción Apostólica de los Dirigentes de Santo Domingo, que inquietos y con deseos de llevar la Buena Nueva a todos los rincones de la Republica hicieron ingen¬tes esfuerzos para celebrar ese primer Cursillo.

El Rector lo fue nuestro muy querido Prospero Mella Chavier y el Director Espi-ritual, el Padre Eduardo Torra de Arana. Pero si difícil fue el inicio, peor es el en¬caje de estos once nuevos apóstoles (el No. 12 era el sacerdote Euribiades Concepción,, en un mundo descreído acostumbrado a ver nuestros hombres solo a las puertas de los bares y lugares de diversión y nunca a las de los templos.

El entusiasmo de estos apóstoles era tal que se reunían dos y tres veces al día para compartir su vida de amor a Dios. Así fue¬ron celebrándose más Cursillos para hom-bres y en Febrero de 1964 tuvimos el No-6 que fue el primero de mujeres de las cuales muchas formaron parte de la Escuela de Di¬rigentes.

Los primeros Dirigentes se reunían la casa No.19 de la calle Independencia donde Hubert Alvarez Valencia (del cursillo No.3) y Ramonita tenían su nido de amor.
Puede decirse que allí, en ese hogar lleno de amor cristiano nace el Secretariado del Movimiento y la Escuela de Dirigentes. Allí se programaron los trabajos apostólicos, y el Padre Concepción dictaba las primeras lecciones doctrinales para la formación integral de esos apóstoles que fraguados en el crisol del fuego divino harían posible que hot seamos muchedumbre los hombres y mujeres que hemos encontrado a Cristo en cada uno de los 199 cursillos celebrados, (105 de hombres y 94 de mujeres) más de 8000 hermanos en total.
Más adelante se establece Ia sede de la Escuela de Dirigentes en lo alto de la “Madre y Maestra”, hoy Catedral Provisional. Pero no todo era “De Colores” como dice nuestro canto cursillista. Surgieron desde sus inicios, dificultades que arriesgaban con ahogar nuestro Movimiento.

Frente a la oposición de dificultades con la casa, tuvimos que realizar los Cursillos de Cristiandad en is casa de “Cara al Viento”, Jarabacoa, con Codas las dificultades e inco-modidades que ello suponía. Sin embargo, como toda crisis genera inquietudes, ahí nació la idea de construir una casa, Monseñor Penal, se entusiasmo de tal modo con el Movimiento, que puso a nuestra disposición el Santuario del Padre Fantino, hoy Casa de Cursillos.

Para iniciar los trabajos de remodelación nos dió la suma de RD$20,000 (veinte mil pe¬sos con 00/100) y así empezamos. Se hi¬cieron colectas entre los cursillistas, rifas, etc.

El Movimiento, que al principio fue dirigido especialmente al cambia interior del hombre y luego a la transformación cristiana de nuestros ambientes, ha podido cumplir con parte de su compromiso, porque a través del devenir de estos 26 arias hemos ungido at carro de la cambiante y siempre actual Acción Pastoral de la Iglesia, siempre unidos a la Jerarquía y obedientes a los dic dictados de nuestros Pastores, pues cuanto hacemos es bajo la guía siempre sable de nuestro Obispo.

Nuestra presencia y participación active en todos o casi todos los eventos Naciona¬les, Latinoamericanos y Mundiales así lo prueba.

Creado el Secretariado fue su primer Pre¬sidente Rubén Álvarez Valencia, actual¬mente el Presidente del Secretariado es: Osiris Duquela y Morales. El primer Consejero y Director Espiritual lo fue el Padre Euribiades Concepción, otros también han sido: el Padre Rafael Vargas, Monseñor To¬mas Abreu y el Padre Juan Artale Ultima¬mente.
Nuestro Movimiento ha echado profun¬das raíces apostólicas a nivel local y nacio¬nal, Toda la obra de Cursillos de la Diócesis de San Fco. de Macorís es hija de esta Diócesis de La Vega, pues antes era una so- la; los Dirigentes nuestros han dictado Cur¬sillos en Higuey, San Juan de la Maguana y

Case de Cursillos “PADRE FA N TINO” Sawed Carat, LA VEGA.
en las Diócesis de Barahona y Mao-Monte.
cristi,
Los Obispos: Monseñor Nicolás de Jesús López Rodriguez, Monseñor Rivas, Monseñor Abreu son miembros meritorios de este Movimiento, nacidos todos en este Santuario de PAZ y AMOR.

Constituye para todos nosotros un moti¬ve de satisfacción saber que la Diócesis an¬tes mencionadas, (San Francisco de Mace- r is, Barahona, Mao-Montecristi) sienten par nosotros una gran estima que siempre piden a Dios para que este Providencial Movimiento de Iglesia continúe su obra evangelizado¬ra en nuestra querida Quisqueya, para lograr que un día vivamos a Plenitud esa uni¬dad en el Amor a que hemos sido llamados y lograr la salvación de nuestra Patria para Mayor Honra y Gloria de Dios.

Comparte estas informaciones:
Top