FUERZAS RENOVADAS

NuevasFuerzas-e1555981868380.jpg
Comparte estas informaciones:

Por:
Ezequiela Ortiz

Busca más información de tu Revista Palanca aquí 

Hemos avanzado en este camino de Conversión que vivimos los católicos del mundo durante el tiempo de la Cuaresma, no en vano ha pasado el tiempo para los que cada día estamos creciendo en la vivencia verdadera de la fe cristiana, para los recién iluminados como refería San Juan Crisóstomo en sus homilías, esos que nos deleitamos en la palabra viva que es la Palabra de Dios, y que debemos ser perseverantes porque el mal siempre está acechando para aprovechar el minúsculo descuido.

Visto esto, sabemos pues el itinerario Nuestro cuerpo puede estar aún cansado y haciéndonos la lucha ante losayunos y sacrificios, pero nos hemosfortalecido en la Oración, es en elladonde nuestras fuerzas se renuevan. Somos Cristianos y seguimos aCristo, por eso estos días han sido de gran alegría, constatar por nuestraexperiencia de vida que en Jesús hay una nueva vida.

El hermano no nos es indiferente,el futuro no nos atemoriza, los ataques del demonio no nos toman fácilmente desprevenidos,de ahí que San Pablo nos dice:

todo lo podemos en Cristo que nos fortalece; lo recordamos cada vez que como cursillistas lanzamos el grito deManolo Llanos: ¡Cristo y Yo, Mayoría Aplastante!.

¡Ánimo! ¡Ultreya! Continúa firme en tu oración, en el ayuno, en el sacrificio, en la limosna. Vive plenamente cadamomento en comunidad que nos haregalado el Señor guiando nuestra Iglesia con su Espíritu Santo.

Mira la pasión de Cristo y mira su amor, una locura de amor de quien da su vidapor sus amigos. Ten bien presente quedespués de la Cruz está la resurrección,la Pascua que es un tiempo hermoso y de gracia.

Con tus fuerzas renovadas con la Resurrección de Cristo ve y grita con todastus fuerzas: ¡El Señor ha resucitado!, lleva con tu testimonio de vida a Cristo Vivo, es lo que necesitan tantos, especialmente los más pequeños, esos a quienes Jesús nos dijo que si acogemos uno de ellos, le acogemos a Él.

No guardes tus fuerzas solo para ti, úsalas, tienen la particularidad de regenerarse en el trabajo continuo que no fatiga, o más bien que a pesar dela fatiga física, el Espíritu Santo te revitaliza y no te deja desmayar frente al cansancio.

El otro día veia la presentación de una tecnología de un celular que puede darcarga a un reloj de esos llamados inteligentes o bien a otro celular, solo hay que colocarle el equipo que necesita carga encima de este nuevo modelo; ya se imaginan como vi esto que todo lo veo con mis ojos biónicos de cristiandad: debemos ser como ese celular, la tecnología avanza vertiginosamente, así debemos avanzar los cristianos, es más a eso nos lleva la cuaresma a avanzarpara ser capaces de cargar a los demás solo con estar a nuestro lado. Quenuestro amor sea tal que aquel más necesitado reciba de nosotros el amorde Dios para que entonces puedan caminar y llegar a la fuente inagotable que hace brotar de nosotros esa fuerza de amor, Cristo Jesús.

Busca más información de tu Revista Palanca aquí 

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top