Revista Palanca Agosto 2019

Portada_Revista-Palanca_AGOSTO_2019-1.jpg
Comparte estas informaciones:

«TE PONGO DELANTE VIDA Y MUERTE»

Descargar aquí 

os versículos completos dicen: «Pongo hoy por testigos contra ustedes al cielo y a la tierra: te pongo delante vida o muerte, bendición o maldición. Escoge la vida, para que

vivas, tú y tu descendencia, amando a Yahvé tu Dios, escuchando su voz, viviendo unido a Él; pues en ello está tu vida, así como la prolongación de tus días» (19-20). Pero, unos versículos antes, en el 15 dice también: «Mira, yo pongo hoy delante de ti la vida y el bien, la muerte y el mal». Y es que estos caminos están puestos delante de nosotros para que cada uno, haciendo uso correcto de su libertad, elija por cuál de ellos quiere transitar su vida; no podemos elegir ambos al mismo tiempo; uno de los dos. Sabemos lo que Dios quiere para nosotros, sus hijos; pero no basta con que Dios quiera lo bueno para nosotros; nosotros también debemos querer lo que Dios quiere para nuestro bien. Estas palabras tienen resonancia en las palabras de Jesús cuando dijo que no podemos servir al mismo tiempo a Dios y al dinero, porque amaremos a uno y odiaremos al otro. A esto también queremos añadir unas palabras de san Maximiliano María Kolbe: «Nadie en todo el mundo es capaz de cambiar la verdad. Sólo podemos una cosa: buscarla, encontrarla y servirla».

Pero, ¿qué pasa con nuestra libertad? Hoy estamos siendo testigos de tantas manipulaciones que se están dando o fraguando en contra de la misma humanidad para hacer que cada vez más se piense, se actúe con eso que muchos han llamado «el borreguismo»; y es que cuando se logra que la humanidad camine, piense y actúe como una masa, es mucho más fácil su manipulación. Cuando la sociedad la convierten en una masa de individuos consumidores, se pueden manipular para llevarlos a hacer cualquier cosa. No se nos permite pensar ni actuar como individuos, sino como masa. Y en esta empresa están inmersos grupos, países y organizaciones poderosas a nivel mundial que han implementado o, más bien, están imponiendo sus políticas opresoras, injerencistas e ideológicasde cosificación y deshumanización presentando la mentira comoverdad y la verdad como mentira. Es toda una manipulación del lenguaje. Estamos inmersos en una profunda decadencia de la humanidad en donde se nos está llevando desde hace tiempo a derrumbar o destruir nuestra identidad e individualidad para hacernos caminar como borregos, como masa. Todo es parte de unas políticas a nivel mundial encabezadas en todos los continentes: el parlamento europeo, la ONU, OEA, FMI, BM, BID, las grandes cadenas de medios de comunicación, las grandes multinacionales con sus fundaciones respectivas que promueven la agenesia, con su engaño de salud reproductiva y la de construcción de la antropología cristiana, la cultura que deriva del cristianismo y la disolución del matrimonio y la familia natural. Son unos poderosos que están detrás de toda esta reingeniería social y humana que lo único que les interesa es el poder para dominarlo todo y a todos; y esta búsqueda desenfrenada del poder los lleva a enfrentar una lucha o guerra para nada en igualdad contra el Dios Creador y Redentor de la persona. Es, -en palabras del génesis-, la soberbia del hombre en querer ser como dioses; y en palabras de Benedicto XVI: «la última rebelión del hombre contra su Creador».

Hoy se presenta al hombre como el soberano de su propio destino. No hay un referente absoluto de su vida. Es, como diríamos popularmente, el hombre hoy se erige de su propia vida como ley, batuta y constitución. Aparta de su lado toda referencia a su trascendencia y al Creador de todo, incluso de su misma existencia. La persona humana se ha elevado a sí misma como autoridad moral soberana: soy yo quien establezco lo que está bien y lo que está mal. Es una libertad enloquecida. En sentido literal: una libertad sin LOGOS (Cardenal Cafarra). Y Platón ya lo había previsto: «Desde la extrema libertad nace la tiranía más grave y más feroz. Debido a que las personas no somos como los animales, casi programadas por algún instinto, tenemos libertad y debemos decidir qué camino seguir. El uso incorrecto de la libertad subjetiva individual para hacer lo que uno encuentra divertido y placentero fuera del camino rápido para la felicidad no conduce al progreso de la libertad». Seamos sinceros y veamos lo que está pasando nuestra sociedad: familias rotas, madres y padres que educan solos a sus hijos, jóvenes con profundas heridas emocionales y espirituales, gente adicta a la pornografía y las drogas, abusadores sexuales de niños, niños abortados, legalización de la eutanasia, vientres de alquiler, y un largo etcétera.

Hay un nuevo totalitarismo que está destruyendo la Libertad en nombre de la libertad. Hay un ataque feroz a todas las libertades democráticas constante y ante estos embates no podemos quedarnos de brazos cruzados, viendo como simples espectadores, cómo están socavandolos cimientos de la sociedad que se manifiesta,sobre todo, en la familia natural. Tenemos que elegir la vida o la muerte; la verdad o la mentira; escuchar la voz de Dios para vivir, o escuchar las voces de los embaucadores y manipuladores de esta reingeniería social que nos hunde en el nihilismo, relativismo y deshumanización, anulando nuestros más fundamentales cimientos de identidad y patrióticos, como seres humanos e hijos de Dios.

Descargar aquí 

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top