Encuentro cercano con mi Hermano Mayor

Encuentro-Cercano.jpg
Comparte estas informaciones:

Publicado: Sábado, 31 Mayo 2014; Escrito por  José Federico Saint Hilaire.

Semanas atrás estábamos inmersos en el afán del trabajo que nos ocupó gran parte de nuestro tiempo en la celebración de la Feria del libro Católico en su 25 aniversario.

Me encontraba junto a un grupo de hermanos dirigentes del MCC, disfrutando ya de la clausura de la feria, con la maravillosa presentación de la HERMANA GLENDA, llegado el momento del receso de su presentación, me uní al grupo trabajaba en la cafetería DE COLORES, consciente de la gran cantidad de público que demandaba servicio en ese instante.

Terminada la pausa de la presentación de Glenda, se anunció que ya estaba de regreso al escenario, pero en esta ocasión, junto al HERMANO MAYOR, JESÚS SACRAMENTADO. Esto motivó que terminadas mis labores en la cafetería, me dirigiera con rapidez a adorar a mi Señor,  en el SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR, fue precisamente en ese trayecto, saliendo por detrás de la cafetería en dirección a la tarima donde se exponía el Santísimo, que oí una voz tenue , pero muy clara que me gritaba , tengo hambre. En ese momento no preste ninguna atención, pues tenía la prisa y la prioridad de ir a ADORAR A MI SEÑOR en el altar.  Fue precisamente en ese instante, de adoración sublime y de gran espiritualidad, impulsado por las canciones de Glenda, cuando me retumba no solo en mis oídos, también en mi corazón, la voz de “TENGO HAMBRE”, me dí cuenta, que MI SEÑOR, no solo está en el SANTÍSIMO SACRAMENTO, esta también el el pobre, el marginado, el indigente, en los necesitados.

Inmediatamente me despedí de EL, para ENCONTRARME CON EL, en una ancianita, que me repetía que no había probado alimento en todo el día. Estaba parada del lado exterior de la verja,  toda harapienta y mal oliente. Me dirigí de inmediato a la cafetería,  que ya todo estaba agotado, pero con ayuda de algunos del equipo pude reunir algunas cosas.

Que alegría poder escuchar la voz de mi HERMANO MAYOR, en la vocesita de esa humilde mujer, que me decía, gracias. En ese instante confirme, que Jesús esta VIVO, y que habita entre nosotros, sobre todo en esos sus hijos mas necesitados, y con mucha frecuencia nos grita, TENGO HAMBRE,  TENGO SED, ESTOY SOLO, DESNUDO, PRESO , ENFERMO…. te necesito..! Un verdadero encuentro cercano con mi hermano Mayor

ME ENCONTRÉ CON CRISTO , EN LA FERIA DEL LIBRO CATÓLICO.

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top