REVISTA PALANCA DE OCTUBRE 2020

Revista-Palanca_OCTUBRE_2020.jpg
Comparte estas informaciones:

¡Descarga aquí!

A raíz de la publicación y comentario de la viceministra administrativa de la presidencia, Sra. Dilia Leticia Jorge Mera, de que por medio de su despacho en el palacio nacional, no se practicará la discriminación de nadie ni de ningún grupo y que todos tendrán un espacio de inclusión desde ese lugar gubernamental; al mismo tiempo, la funcionaria muestra en una foto las banderas de colectivo LGTBIQ+ y la bandera del colectivo transgénero pederasta (nos imaginamos que tendrá conocimiento de eso); lo hace también usando el mal llamado “leguaje inclusivo”. Queremos emitir nuestra opinión al respecto.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, cada persona en lo individual, – esto incluye los funcionarios públicos-, tiene todo el derecho de pensar y actuar de acuerdo con sus convicciones. Pero, por otro lado, no es correcto que la persona quiera insinuar ni llevar a los demás a que asuman sus ideas como propias. No es correcto que esta alta funcionaria del gobierno utilice su cargo público para promover esta ideología, carente por demás de asidero científico, como lo es la ideología de género. Es verdad, y no es un secreto, que en la campaña del 2016, cuando era candidato a la presidencia de la República, Abinader se manifestó públicamente en apoyo a la comunidad gay: “La clase política, la sociedad civil y religiosa del país debe actualizar y redefinir su participación en un sistema democrático globalizado, asumiendo como una realidad la inclusión de todos los segmentos de la población, entre ellos los gays, aunque no se comparta con el estilo de uno que otro determinado grupo, siempre debe primar el respeto de toda persona a la libre elección de su estilo de vida” (mensaje enviado por Luis Abinader mediante una delegación invitada al 8o. Foro LGTBIQ+ por los DDHH y Diversidad Sexual). Por otro lado, están los pronunciamientos de varios altos funcionarios del gobierno, – sin olvidar los propios de la Primera Dama -, que han reafirmado los valores, principios y fundamentos de la RD, sin menoscabo ni desprecio ni discriminación de ningún grupo de la sociedad.

Puedes continuar leyendo nuestro editorial en el siguiente, haciendo clic aquí 

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top