SUPERÉMONOS ES MEJOR QUE SEPARÉMONOS

slide_332617_3306664_free.jpg
Comparte estas informaciones:

POR: SALVADOR GÓMEZ

Es la decisión más valiente e inteligente. Los que abren la puerta de la superación lo hacen diciendo: más vale que digan «aquí creció, que aquí corrió».

Esta es una decisión que se debe tomar juntos, es lo que todos deseamos o deberíamos desear, especialmente cuando en esa relación existe un sacramento y están unidos para siempre en la persona de los hijos.

Este es el deseo de Dios y de la Iglesia «lo que Dios unió que no lo separe el hombre» (Mt 19, 6)

Por el bien de la pareja, por el bien de los hijos, por el bien de la Iglesia, por el bien de la sociedad… VALE LA PENA QUEDARSE.

Para animar a las parejas a tomar libremente la decisión de quedarse, les cuento la historia de Tomás, el apóstol que no estaba cuando Jesús resucitado se presento a los demás; todos decían: «Tomás, hemos visto a Jesús».

«Tomás, Jesús está vivo, ha resucitado» Tomás solo sacudía su cabeza y decía: «Si no lo veo, no lo creo». Sin embargo, a pesar de las dudas, superando la tristeza, frustración, la culpabilidad y todo el cumulo de sentimientos negativos, tomo la decisión que cambio su vida cuando con su actitud dijo: «No he visto lo que deseo ver, no he tocado lo que desearía tocar, pero por las dudas me quedo».

«Ocho días después, los discípulos de Jesús estaban otra vez en casa, y Tomás con ellos. Estando las puertas cerradas, Jesús vino y se puso en medio de ellos.

Les dijo: “La paz esté con ustedes”. Después dijo aTomás: “Pon aquí tu dedo y mira mis manos; extiende tu mano y métela en mi costado. Deja de negar y cree”. Tomás exclamó: “Tú eres mi Señor y mi Dios” Jesús replicó: “Crees porque me has visto. ¡Felices los que no han visto, pero creen!”». Juan 20,26-29

Bienaventurados, dichosos, felices, los que superando la frustración de no ver lo que quisieran ver, siguen creyendo en el amor y esperando contra toda esperanza. Siempre espera que sea posible una maduración, un sorpresivo brote de belleza, que las potencialidades más ocultas de su ser germinen algún día. No significa que todo vaya a cambiar en esta vida. Implica aceptar que algunas cosas no sucedan como uno desea, sino que quizás Dios escriba derecho con las líneas torcidas de una persona y saque algún bien de los males que ella no logre superar en esta tierra. (Amoris Laetitia #116)

Aquí se hace presente la esperanza en todo su sentido, porque incluye la certeza de una vida más allá de la muerte. Esa persona, con todas sus debilidades, está llamada a la plenitud del cielo. Allí, completamente transformada por la resurrección de Cristo, ya no existirán sus fragilidades, sus oscuridades ni sus patologías. Allí el verdadero ser de esa persona brillará con toda su potencia de bien y de hermosura. Eso también nos permite, en medio de las molestias de esta tierra, contemplar a esa persona con una mirada sobrenatural, a la luz de la esperanza, y esperar esa plenitud que un día recibirá en el Reino celestial, aunque ahora no sea visible. (ibid #117)

En momentos como estos nos ayuda repetir: Casi todas las historias, tienen un nal feliz, si hoy no estoy feliz, es la señal más segura que no ha llegado el nal de mi historia, quiero vivir, quiero quedarme para ver el nal».

«Soy una persona buena, pasando un momento malo». «Somos una pareja buena, pasando un momento malo»

Ese mal momento pasara y lo que soy, lo que somos permanecerá y continuara con mas fuerzas, con más brillo, con más intensidad.

Qué bueno que, en Caná de Galilea, a los recién casados se les acabo el vino, eso les dio la oportunidad de ver el milagro y continuar la esta juntos tomando el mejor vino. (Cf Jn. 2,1-10)

Cuando en lugar de decir «SEPARÉMONOS» hemos tomado la decisión de decir «SUPERÉMONOS» Se abre no solo una puerta, sino un largo camino, lleno de luces y sombras, lleno de montes y valles, de retos, de batallas, de victorias, pero todo eso lo haremos juntos, sabiendo que la gente que triunfa, no es la que tiene mejores circunstancias en la vida, sino la que tiene la mejor actitud y la mejor compañía para enfrentar cualquier circunstancia que les toque vivir.

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top