Revista Palanca Marzo 2020

Portada-Revista-Palanca_MARZO_2020-FC.jpg
Comparte estas informaciones:

Descarga aquí 

¡ESTAMOS EN FERIA!

Así es hermanos, estamos en el mes de nuestra Feria del Libro Católico; evento que ya es tradición y muy esperado, no sólo por nuestros fieles, sino también por el público en general. Y es que, aunque es un evento de nuestra Iglesia Católica, se ha convertido en un evento para todos los que esperan encontrar un buen libro para leer y fortalecer el espíritu, así como participar de las diferentes actividades que se realizan en la misma ya que son para toda la familia. En nuestra Feria del Libro Católico lo que queremos hacer es que la Palabra de Dios se siga anunciando, predicando y proclamando para que pueda ser recibida en cada corazón como terreno fértil donde ella pueda germinar. Que agradable y satisfactorio es saber y enterarnos de que ya para estas fechas se nos acercan muchas personas para preguntarnos sobre este evento y cuál será su contenido. Pero siempre nos quedamos en el factor sorpresa; no nos gusta adelantarnos sin antes tener la seguridad de lo que hemos planeado para cada ocasión; ya cuando está todo asegurado, es entonces que ya después se elabora todo el programa de la feria y se da a conocer por los medios de comunicación televisivos, radiales, escritos y las redes sociales, así como con la colaboración de cada persona que se convierte en un promotor de este evento. Siempre nos esforzamos por dar lo mejor en cada feria, ya que cada año es diferente y lo hacemos siempre con la intención de estar acorde con lo que está sucediendo en la actualidad y, sobre todo, hacer la planeación de acuerdo con el camino que está recorriendo nuestra Iglesia universal y particular en la República Dominicana. Queremos así estar, -como diría nuestro querido monseñor Amancio Escapa, – a quien esperamos que Dios tenga en su gloria -, en sintonía con la Iglesia.

El lema que hemos escogido para esta edición trigésimo-primera de nuestra feria es “La buena lectura desborda de sabiduría el alma”. Y es que esto es tan cierto que, el mismo Dios quiso que su Palabra quedara escrita de manera permanente para que nosotros tuviéramos acceso a ella siempre.

Puedes continuar leyendo nuestro editorial en el siguiente, haciendo clic aquí 

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top