JUVENTUD DIVINO TESORO

juventud.jpg
Comparte estas informaciones:

Por:
Ezequiela Ortiz

Que grande es reconocer que Dios nos amó primero, nos dio la vida y somos creación suya con un propósito, y nuestra alma estará inquieta hasta estar con El, como nos dice San Agustín.

La vida misma es un regalo, la juventud es un tesoro quedebe reconocerse, respetarse,cosecharse, pues está llamada a dar frutos.

Es un divino tesoro, pues de Dios viene toda la gracia, y es en esta etapa de la vida donde el ser humano posee tanta vitalidad; tanta fuerza física que requiere tambiéntener una fuerza espiritual; fuerza espiritual que la da el mismo Diosa través de su Espíritu Santo.

Tesoro divino, Divino Tesoro, es el momento de la vida donde se estálleno de esperanza, de sueños, de ilusión. Es responsabilidad de todos nosotros custodiar ese baluarteque tienen los jóvenes de todoslos tiempos.

Hay quienes se asustan de esa etapa, incluso huyen al trabajocon jóvenes, no sabiendo qué esun diamante en bruto lo que tienen en frente cuando se está frente aun joven. El joven más rebelde loque necesita es ser escuchado; eljoven más ansioso lo que necesitaes un abrazo sincero; aquel más despistado lo que necesita es quese le guíe; todos necesitan, y esimportante, necesitan que se les respete. ¿Tu adulto no recuerdastus tiempos de juventud?, a fin de cuentas tú puedes ayudar al joven a vivir una etapa digna de serrecordada.

¿Y cual es la mejor fórmula para ayudara los jóvenes a vivir felizmente esa etapa tan valiosa, tan esperanzadora,tan falta de justicia en estos tiempos?, la palabra de Dios nos lo dice. El salmo119 en su versículo 9 nos dice: ¿Cómo un joven purifica su camino?, Basta con que observe tus preceptos. Elsalmista nos relata en este salmo lo majestuosa, lo dulce, lo inmensa, lo grato que es frente a todo lo de estemundo la ley de Dios, y me agrada ver que hace mención al joven, el cual purificará su camino si conoce la leydel Señor. Es por eso que nosotros como sociedad de fundamentos cristianos debemos modelar correctamente para ellos viviendo en el cumplimiento de la ley de Dios.

Los jóvenes realmente no son elfuturo de la nación, son el presente.,porque lo que es hoy cada joven, así será mañana de adulto; lo que es hoy cada joven compone parteimportante de la sociedad y no será menos importante en su adultez.

La invitación a comprometernos todos con la misión de custodiar ese tesoro divino que es cada joven,.dejemos de criticar solo sus cambios de humor, sus inestabilidades o desenfrenos, y vamos a reflexionar que le estamos nosotros dando, a qué están ellos accediendo, como se está permeando en esa riqueza inmensa que es la juventud las falsas creencias, los falsos sueños, la falsa felicidad, y vamos ayudarlos con mucha caridad, como Dios nos ha ayudado a cada uno de nosotros tantas y tantas veces, y con la misma disposición que el Señor tiene en socorrernos.

SER JOVEN ES UN REGALO, ES UN TESORO QUE ESTÁ LLAMADO A DAR FRUTOS, FRUTOS PARA GLORIA DE DIOS.

Mira este y otros artículos más aquí

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top