COMPARTIR LA PALABRA EN FAMILIA

familia.jpg
Comparte estas informaciones:

Por: Angy Estévez
angy.estevez@gmail.com

«Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero». Salmos 119, 105

La familia, el primer ministerio que debemos preservar, es el núcleo de la humanidad y en ella se difunden valores que influyen socialmente. Compartir la palabra de Dios en familia siempre obtendrá resultados eficaces ya que Jesús es
el único que otorga dones siempre y cuando estemos dispuestos a recibirlos y multiplicar la buena nueva con nuestros seres queridos.

«Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes». Deuteronomio 6,6-7

La palabra de Dios siempre está viva como bálsamo eficaz y nos ayuda a comprender lo que pasó en la historia, lo que está ocurriendo actualmente y lo que sucederá, acontecimientos que solo El conoce y es quien tiene el discurso adecuado, de la misma forma nos muestra como deberíamos comportarnos y lo que espera
de cada uno de nosotros ya que debemos vivir poniendo en práctica su palabra.

COMPARTIR LA PALABRA EN FAMILIA SOLO TIENE CONSECUENCIAS POSITIVAS COMO SON:

• Vivir en unidad
• Mejorar la convivencia familiar
• Otorga paz y esperanza
• Incrementa nuestra fe
• Percibimos la vida desde otro ángulo
• Integramos valores esenciales para toda la vida
• Estarán en las próximas generaciones
• Recibiremos diversas bendiciones • Estaremos preparados ante las situaciones adversas que presenta la vida
• Entre otros

«El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasarán». Mateo 24, 35

FINALMENTE SI AÚN NO TE HAS PREPARADO PARA PROMOVER LA PALABRA DE DIOS EN TU FAMILIA Y QUIERES RECIBIR TODO LO QUE DIOS TIENE PREPARADO PARA TI DENTRO DE SU PLAN PERFECTO ES IMPORTANTE TENER CIERTOS ELEMENTOS PENDIENTES, COMO SON:

• Primero practica con el ejemplo ya que un buen cristiano conoce de la palabra y la ejerce de manera que el respeto que obtendrás de los demás será el resultado de tu comportamiento.
• Comunícale a todos las razones que tienen como familia para no solo conocer la palabra de Dios, sino creerle a Dios y llevar a cabo sus mandamientos.
• Crea una rutina que incluya los días y las lecturas, trata de no improvisar.
• Se creativo, existen diversas actividades que puedes ejecutar con tu familia para que no se torne monótono y quieran continuar y esperar el siguiente encuentro.
• Realiza dinámicas que fomenten la unidad y el amor.
• Presenta cómo Dios se ha manifestado en la familia e integra el agradecimiento constante por las bondades recibidas.
• No se cansen nunca ya que a su debido tiempo cosecharán todo lo bueno que Dios tiene guardado para cada uno.

«Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra». 2 Timoteo 3, 16-17

Gracias por permitirme entrar en tu corazón

Que Dios te bendiga

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top