ARREPIÉNTETE Y CONVIÉRTETE

Conversion2.jpg
Comparte estas informaciones:

Por: Carlos Rodríguez
CC#703

Acude a Dios. No ves que toda la creación ha sido obra de sus manos. Se acuerda te ti. Te hizo por amor; sin embargo, eres infiel y desleal. No tomas conciencia de la entrega de su hijo en la cruz, para que no seas condenado sino salvado.

Apártate del mal, no te dejes seducir por el tentador. Solo quiere verte en la muerte, no permitas que te encadenes, se fuerte, mantente alerta, porque solo espera el momento oportuno para devorarte, alejarte del Dios que te amó en el Calvario.

Por ti, sufrió los más crueles azotes. ¿Acaso olvidas el amor derramado en Gólgota? No te burles, ni sigas condenando a Jesús, quien nunca se cansa de hablarte y de decirte que la paz sea contigo, porque vives en el miedo, esclavizado en el pecado. (Ira, lujuria, mentira, odio, etc.)

El mundo te invita a pecar; no obstante, el cielo te llama a vivir a una conversión de corazón. Arrepiéntete, se valiente, en tus manos está la decisión, no tardes y aprende a fortalecerse cuando vengan las pruebas. Ora para que no caigas en tentación.

Cristo te da la oportunidad de cambiar y volver a empezar de nuevo. No endurezcas el alma, porque podría ser demasiado tarde. Aprovecha cada día y cada noche. Ven a Él. Te espera. No seas incrédulo, ni dudes de toda la gracia del cielo.
Toma tu tiempo y reflexiona, escucha su palabra, no sigas entregándolo ni echándolo con tus acciones perversas, deja de ser injusto. Vive en la libertad de los hijos de Dios, vive en el mandamiento del amor. No sigas en tu camino como si Cristo Jesús no existiera.No te conviertas en un asesino, porque cada acto impuro te lleva a la perversión y a perder de vista que el sendero de la resurrección es vivir en el arrepentimiento y en la conversión.

Déjate fortalecerse por el Ungido del Altísimo. Basta ya, de ser ignorante de la palabra de Dios. VenaÉlparaqueseanborrados tus pecados. Si no tomas conciencia de ellos no podrás ser sanado ni liberado. El Mesías te ama. Tiene compasión de tu vida.

El que acepta la conversión del corazón, puede gritar como el salmista «Señor, Dios nuestro,que admirable es tu nombre en toda la tierra…« En cambio el que se niega arrepentirse es imposible que clame y ore con la paz del alma y reconozca que todo es obra de Dios. La fe te lleva a vivir una sincera conversión. No Pierdas la fe, porque te acerca el Salvador. Recuerda, sus palabras en la cruz: «Padre, mío, en tus manos encomiendo mi espíritu». Conviértete y arrepiéntete«.

Les invito a meditar la Palabra de Dios en el Libro de Hechos de los Apóstoles (3,11s Pedro, dijo a todo un pueblo…«Por tanto,arrepiéntanse y conviértanse, para que sean borrados sus pecados. Llegaran así tiempos de consuelo de parte del señor y enviará de nueva a Jesús, el Mesías que les estaba destinado».

Busca más información de tu Revista Palanca aquí 
¿Quieres vivir un Cursillo? click aqui y completa tus datos

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top