TÚ DECIDES EL MOMENTO

Screen-Shot-2017-01-13-at-4.47.08-PM.png
Comparte estas informaciones:

Aunque el amor al prójimo es un mandato, si no nos amamos a nosotros mismos no podemos amar a otros.

POR: LIC. LORRAINE ISA

IQué hermoso es ser solidario, entregar sin esperar, dar hasta que duela, ofrecer el tiempo, la escucha, el afecto. La satisfacción de servir a otros es incomparable, sin embargo, cuando damos tanto y nos olvidamos de alimentar al cuidador, nos podemos desgastar y colapsar.

Aunque el amor al prójimo es un mandato, si no nos amamos a nosotros mismos no podemos amar a otros. Es por esto que quiero decirte que tú decides cuando es tiempo de pensar en ti, de amarte a ti, de entregarte a ti. De dejar de pensar en el que dirán, en si se verá bien o se verá mal. Al estar pendiente de las opiniones de tus padres, de tus amigos, de tus vecinos dejas de escucharte poniendo la razón de otros como prioridad. ¿Tienes dudas de tomar una decisión? Intenta preguntándote: ¿Qué me dice mi corazón?

Tienes miedo de equivocarte y escuchar el reproche más «cliché» de: «te lo dije». No hay mejor manera de crecer que aprendiendo de tus propios errores y malas decisiones. Pues en ocasiones no basta con la experiencia ajena para darnos cuenta de cómo hacer las cosas diferentes, sino que necesitamos tropezarnos una y hasta dos veces con la misma piedra para tomar otro camino.

SIENTE, SUEÑA, BUSCA, ATRÉVETE. ATRÉVETE A VIVIR EXPERIENCIAS QUE TE ASUSTEN, ATRÉVETE A DEJAR IR A QUIEN YA NO QUIERE ESTAR, ATRÉVETE A DECIR NO SI NO QUIERES O NO ESTÁS DE ACUERDO, ATRÉVETE A HABLAR DE TUS SENTIMIENTOS, ATRÉVETE A ENAMORAR Y DEJARTE ENAMORAR. ATRÉVETE A CONOCERTE, A ESCUCHARTE Y A ACEPTARTE, ATRÉVETE A DECIR LO QUE REALMENTE PIENSAS, A HACER LO QUE REALMENTE DESEAS. EL AMOR A LOS DEMÁS QUE SURGE DEL AMOR PROPIO ES EL MÁS PERMANENTE EN EL TIEMPO.

¿Tenías un plan y no resultó? ¿una pareja que te traicionó? ¿un sueño que aún no alcanzas?, ¿un familiar que no te habla?, ¿una tristeza que no se acaba? Son de las situaciones que te harán más fuerte, más resiliente luego de haber atravesado el trayecto de dolor, pérdida, sufrimiento que conlleva cada situación de crisis.

Acepta eso que no puedes cambiar, identifica aquello que te hace infeliz, aléjate de las relaciones toxicas que te consumen, modifica una actitud si no te ayuda a crecer, valora las buenas amistades, desecha los malos hábitos, aprende a cuidarte, a aceptarte y a valorarte. ¿Qué te dice tu corazón?

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top