Revista Palanca Junio 2015

Screen-Shot-2015-11-19-at-4.20.16-PM.png
Comparte estas informaciones:

Yo Soy Cristiano

“Todos los odiaran por causa de mi nombre mi nombre. Pero no perecera ni un cabello de su cabeza. Con su perseverancia salvaran sus almas” (Lc 21, 17-19).

Es la nuestra una época en la que Cristo necesita hombres y mujeres que sepan estar junto a la cruz, fuertes, audaces, sencillos, trabajadores, sin respetos humanos a la hora de hacer el bien, alegres, que tengan como fundamento de sus vidas la oración, un trabajo lleno de amistad con Jesucristo. De esto no caben dudas a la hora ver lo que está sucediendo con esta persecución y asesinatos de tantos cristianos, sobre todo en el medio oriente y parte de África precisamente por razón de su fe. Este genocidio religioso que está sucediendo en nuestras narices está siendo ignorado por las grandes potencias y los organismos internacionales que se hace de la vista gorda ante estos asesinatos viles y crueles.

Hace unos meses atrás, el mundo fue testigo del atentado terrorista de que fue objeto la revista francesa Charlie Hebdopor unos radicales musulmanes que se sintieron ofendidos por una publicación satírica de esta revista de su fundador Mahoma. Fueron varias las personas que murieron en ese atentado. Este hecho fue condenado por los más importantes líderes políticos y religiosos. Pero recordemos también que esto dio pie a que en gran parte del mundo, grupos, países e instituciones se solidarizaran con esta revista y hasta se hizo viral la frase “yo soy Charlie” en los diferentes idiomas. Recordemos también que este hecho provocó que algunos líderes políticos se reunieran en Francia y participaron en una gran marcha en repudio a este atentado contra la libertad de expresión para unos, y para otros contra el hecho mismo del atentado terrorista. Aquí en nuestro país fuimos testigos de que uno que otro líder político también se fotografió con la frase “yo soy Charlie” y fueron subidas a las redes sociales. Todo esto está muy bien. Aunque, claro está, unos tenemos nuestras reservas de opinión con respecto a la actitud de esta revista laicista y blasfema.

Pero, ¿y qué pasa con la persecución, asesinatos y secuestros de cientos de cristianos en el Medio Oriente y parte de África? ¿Por qué no se hace la misma campaña de repudio y rechazo contra este genocidio? ¿Por qué esta masacre de personas que profesan el cristianismo no es objeto de que nos solidaricemos con ellos y veamos formas de ayudarles? El Papa Francisco, y junto a él, obispos, líderes religiosos de estas zonas perseguidas no se han cansado de llamar la atención y pedir la intervención de las grandes potencias y organismos internacionales para que este genocidio termine y se respete a estos seres humanos y sus creencias religiosas. Da la impresión de que lo que están matando es a la lacra de la humanidad por el solo hecho de ser cristianos. NO. Son personas a las que se están masacrando. Haciendo de su asesinato hasta un espectáculo o show, como si fueran animales rabiosos lo que están eliminando. La voz de nuestros líderes religiosos es la voz de los que claman en el desierto. Las grandes potencias y organismos internacionales lo que han dicho es que ellos no saben cómo ayudar a evitar esta persecución y matanzas de estos cristianos. Pero sabemos también que detrás de todo esto hay un tema político y de intereses particulares de unas naciones. Yo me pregunto, si estos grupos radicales islámicos hubieran asesinado un soldado de estas naciones poderosas, ¿no habrían hecho ya todo lo posible para dar con los culpables y si fuera posible hasta asesinarlos? Ahí tenemos el caso reciente del soldado chileno de los cascos azules en Haití que asesinaron, en donde la ONU y el gobierno chileno ya han exigido que se llegue a esclarecer ese hecho lamentable y que se castigue a los culpables. No estoy diciendo con esto que la vida del soldado no tenga valor. Claro que la tiene, también es un ser humano. Pero, ¿por qué no se actúa de igual manera cuando se trata de cientos de personas perseguidas, secuestradas y asesinadas por su fe?

Yo no seré un cristiano al cien por ciento fiel a Cristo. Pero me esfuerzo cada día en serlo con su gracia. Yo lo único que puedo ofrecerle a esos hermanos en la fe son mis oraciones y sacrificios para que no sucumban al poder del mal y no renieguen de Cristo. “Yo soy cristiano”. Cristo es el único que puede salvarnos, y si esto me causa persecución y muerte pues Cristo mismo será mi fortaleza para poder enfrentarla. Hagamos de esta frase un tema viral en las redes sociales. Demos testimonio de nuestra fe en Cristo. Charlie Hebdo no ofrece sanación ni liberación ni mucho menos salvación. Cristo sí, y por eso dijo que el que lo reconozca delante de los hombres, Él también lo reconocerá delante de su Padre.

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top