Revista Palanca Mayo 2019

Portada-Revista-Palanca_Mayo_2019-FC.jpg
Comparte estas informaciones:

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA CHRISTUS VIVIT

Descargar aquí

Ha sido publicada la esperada Exhortación Apostólica del papa Francisco Christus Vivit (Vive Cristo).

Esta es la cuarta Exhortación del pontificado de Francisco. Recordemos que este documento pontificio, -la Exhortación Apostólica-, es el documento final que el romano pontífice

escribe donde recoge o sintetiza las conclusiones de un Sínodo,ya sea solamente de obispos o también de obispos con laparticipación de laicos, para tratar algún tema de interés pastoral de una iglesia particular o regional, así como de la Iglesia universal. Este documento no es de contenido doctrinal, es decir, no define aspectos de la doctrina eclesial, sino más bien, trata aspectos o elementos en la línea pastoral.

Pues con este documento que el papa Francisco ha firmado y la Santa Sede publicado, se marcan unos lineamientos a tener en cuenta en lo que respecta al trabajo pastoral con los jóvenes ya que, es el fruto del pasado Sínodo de los jóvenes que se llevó a cabo en la Ciudad del Vaticano en octubre del año pasado. Este documento tiene la particularidad de que en su mayoría de contenido está dirigido a los jóvenes, pero no de manera exclusiva a ellos; sino también a todos los fieles católicos (obispos, presbíteros, diáconos, laicos), y personas de buena voluntad. Otra particularidad queencontramos en el mismo es su extensión: consta de 299 puntoso párrafos y nueve capítulos. Otro aspecto es que fue publicada el pasado 2 de abril, día en que murió el papa san Juan Pablo II y que fue declarado por el papa Francisco como «Patrono de las jornadas mundiales de la juventud». También recordemos que eldocumento se titula haciendo uso de las primeras palabras conlas que inicia su escritura: «Vive Cristo».

Los capítulos en que está dividido la Exhortación son: 1- ¿Qué dice la palabra de Dios sobre los jóvenes?; 2- Jesucristo siempre joven; 3- Ustedes son el ahora de Dios; 4- El gran anuncio para todos los jóvenes; 5- Caminos de juventud; 6- Jóvenes con raíces; 7- La Pastoral de los jóvenes; 8- La vocación, y 9- El Discernimiento. En este documento, el papa Francisco nos recuerda algunas convicciones de nuestra fe y alienta a crecer en la santidad y en el compromiso de la propia vocación. También explica el Papa que la Iglesia tiene que ser liberada de aquellos que quieren avejentarla, volverla inmóvil. Pero también hay que liberarla de otra tentación: creer que es joven porque cede a todo lo que el mundo le ofrece; creer que se renueva porque esconde su mensaje y se mimetiza (tomar la apariencia de las cosas o seres de su entorno), con los demás. La Iglesia es joven cuando es ella misma; cuando recibe la fuerza siempre nueva de la Palabra de Dios, la Eucaristía, de la presencia de Cristo…de la fuerza de su Espíritu cada día.

Apoyando lo anterior, el cardenal arzobispo de Colonia, Monseñor Rainer María Woelki dijo: «La Iglesia no necesita reinventarse, sino ser fiel a Cristo y al evangelio». Esto lo dijo a raíz de todos esos comentarios y afirmaciones que se están dando en muchaspersonas e incluso en muchos católicos que piden y quierenque la Iglesia cambie su enseñanza moral y sexual, ya que esto parece ser, según el cardenal, consecuencia de no haberla predicado bien. Y advierte también que a pesar de la presión de la sociedad y los medios de comunicación, la Iglesia no puede cambiar sus enseñanzas y contradecir el evangelio. Es aterrador y vergonzoso que cada vez más haya personas que no quieren escuchar el mensaje de salvación, que no pidan los sacramentos, que consideren el evangelio como algo piadoso y el credo como algo poético. Al parecer, los heraldos de la fe han fracasado.

¡Jesús vive y te quiere vivo!, les dice el papa a los jóvenes. El papa advierte que, como joven, uno puede pasar la vida distraído; volar sobre la superficie de la vida; adormecido e incapaz deestablecer relaciones profundas y de entrar enlo más hondo de la vida. De ese modo prepara un futuro pobre, sin sustancia; o uno puede gastar su juventud para cultivar cosas bellas y grandes y así preparar un futuro lleno de riqueza interior. Necesitamos proyectos que fortalezcan a los jóvenes, los acompañen y los lancen al encuentro con los demás, al servicio generoso, a la misión. Jesús es la verdadera juventud de un mundo envejecido y también es la juventud de un universo que espera con «dolores de parto» ser revestido con su luz y con su vida.

Otro aspecto que el papa subraya es que ser joven, más que una edad, es un estado del corazón. Los miembros de la Iglesia no tenemos que ser «bichos raros». Todos tenemos que sentirnos hermanos y cercanos como los Apóstoles. Pero al mismo tiempo tenemos que atrevernos a ser distintos, a mostrar otros sueños que este mundo no ofrece; a testimoniar la belleza de la generosidad, del servicio, de la pureza, del perdón, fidelidad a la propia vocación, la oración, lucha por la justicia y el bien común, amor a los pobres, etc.

Con estas palabras no queremos ni pretendemosevitar la lectura de este documento apostólico; más bien lo que queremos es provocar todo lo contrario: que nos motivemos a leer sus páginas de una manera atenta, sin prisa, con paciencia, porque su contenido es muy ricopara seguir creciendo y fortaleciendo nuestrafe y fidelidad a Cristo y su evangelio, y también nuestra pertenencia a su Iglesia.

Descargar aquí

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top