Los fundamentos de la Ideología de Género (III)

Screen-Shot-2016-06-14-at-10.35.44-AM.png
Comparte estas informaciones:

Autor: RP Robert Brisman

Los fundamentos de la Ideología de Género (III)

En nuestra sociedad dominicana esta ideología se quiere implantar, y ya se están empezando a dar pasos para esto y la puerta de entrada es el proyecto de “salud sexual y salud reproductiva” que cursa en el Congreso: Ante proyecto “Empodérate” (proceso por el cual las personas fortalecen sus capacidades, confianza y protagonismo como grupo social para impulsar cambios positivos de las situaciones que viven; en cuanto al crecimiento personal, es la capacidad de cada uno de nosotros de tomar las riendas de nuestra vida; ser capaces de decidir y tomar responsabilidad de nuestras decisiones en nuestra vida y de todo lo que suceda debido a esas decisiones). Tal y como sucedió en España en el 2010: se quiere empezar desde la educación (libro hablemos patrocinado por la ONU, UE, Pro familia, y otras Ongs), donde se le quiere educar a los niños a ver como normal lo que no lo es; se le incita a explorar su sexualidad a temprana edad con la intención de aprender a masturbarse, a tener cualquier relación sentimental con quien quiera, se le enseña que la homosexualidad es normal y que tener relaciones homosexuales es normal y nadie tiene por qué decirle lo contrario (los padres). A esto el Papa Francisco nos recuerda en la misma Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, en el n. 281: “la educación sexual brinda información, pero sin olvidar que los niños y los jóvenes no han alcanzado una madurez plena. La información debe llegar en el momento apropiado y de una manera adecuada a la etapa que viven”; C.S. Lewis, en su libro “la abolición del hombre”, dice: “dudo que estemos suficientemente atentos a la importancia que tienen los libros de texto de la enseñanza primaria”; otra manera de adoctrinamiento que ha empezado a darse es la asistencia del embajador norteamericano con su compañero sentimental a las escuelas; otra es la creación de la cámara de comercio LGTB; otra es el anuncio de la representante de la USAID de apoyar económicamente a los políticos y partidos que promuevan los grupos LGTB y “sus derechos”, que no es más que una clara y burda injerencia en asuntos internos dominicanos y esta es la hora que las autoridades no han dicho nada, etc. Esto es un modelo de corrupción. La pregunta aquí sería: ¿están ustedes, padres, dispuestos a permitir que sus hijos sean adoctrinados con nueva perspectiva de género y que no puedan decidir qué educación es la que quieren para sus hijos? Porque, después que sus hijos se destrocen síquica, sicológica, antropológicamente, ¿el Estado o alguna de estas Ongs u organismo supranacional les van a ayudar con el problema? Nos estamos enfrentando a lo que podríamos llamar un profundo lavado de cerebro de nuestra sociedad, empezando por los más vulnerables, nuestros niños y jóvenes. Definitivamente, en nuestra sociedad, podemos decir que estamos empezando a vivir cosas muy graves, y que nos afectan a todos, especialmente a los niños, y la gente no se entera, y si se entera, no reacciona.

El Papa san Juan Pablo II denunció todo esto que se estaba fraguando en este organismo multinacional, cuando en la Conferencia sobre la Mujer de Pekín (1995), invitó a la delegación de la Santa Sede a acudir al pueblo, es decir, a hablarles al pueblo sobre lo que se estaba fraguando en esa Conferencia y lo que se le venía encima a los pueblos, a las sociedades con estas nuevas legislaciones diabólicas. Hay que educar, formar y concientizar al pueblo. Esto ciertamente causó mucho revuelo en muchas naciones europeas porque estaban apoyando esta reingeniería anticristiana: si muchas personas supieran o pensaran lo que muchos políticos están haciendo con su voto a la hora de legislar, pensarían muy bien a quién votan. Los partidos políticos, cuando llegan al poder, se encuentran con una línea marcada supranacional o transnacional que tienen que someterse a ella. Y es que, por lo común, los electores no saben nada de conexiones internacionales ocultas detrás de un partido o político, independientemente de la orientación de ese partido o político.

La familia en nuestra cultura occidental está muy indefensa: tenemos la problemática de que los jóvenes de ahora están naciendo y creciendo en una sociedad en la que lo anormal se presenta como normal, y no solo porque están en los documentos de estos organismos y legislaciones de países, sino que están siendo bombardeados por todos lados, -y no de una manera inocente-, todo está establecido, calculado desde estos mismos organismos: presentar la homosexualidad como modelo a seguir esta en todos lados (tv, cine, revistas, dibujos animados, etc.). Es un proceso lento, pero que va haciendo huellas en la mentalidad de la juventud sobre todo hasta llegar a verlo como algo normal o natural; ahora, ¿será esto lo que les va a dar a ellos la felicidad o les hará felices? Lo ilegítimo se impone para dinamitar la ley natural. Decía el Papa Benedicto XVI: “la ley natural ha quedado, se ha convertido en una peculiaridad católica; algo que existe en cuanto a que es ley natural, hoy en día se ha venido postergando hasta que se rechaza que exista”. En el Antiguo Testamento leemos que Dios le ordenó al hombre no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, porque si lo hace morirá sin remedio. Precisamente, esa ciencia a la que se refiere la biblia es la moral que queda reservada a la divinidad y que no puede ser alterada por el hombre a su capricho.

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top