HABLAN LAS MONJAS CARMELITAS

Screen-Shot-2017-05-09-at-5.09.24-PM.png
Comparte estas informaciones:

Por: + MONSEÑOR RAMÓN DE LA ROSA Y CARPIO
OBISPO EMÉRITO DE SANTIAGO

I) ¿QUIÉNES SON?
Son mujeres, vírgenes o viudas, que se han sentido llamadas por Dios a vivir en comunidad y en clausura, en un estilo de vida caracterizado por el silencio estricto, la oración y el trabajo dentro de un monasterio.

Hay también monjas carmelitas, viviendo en comunidades y en plena vida activa, dedicadas a múltiples obras sociales como la educación, atención a los enfermos y a otros servicios o ministerios pastorales.

En República Dominicana hay cuatro monasterios de monjas carmelitas, de la orden de la Bienaventuranzas Virgen María del Monte Carmelo, concretamente en Santo Domingo, La Vega, Santiago y Mao-Montecristi. Pero estas no son las únicas.

Existen otros monasterios de clausura, como las Hermanas de la Visitación, en Puerto Plata y en la Enea, fundadas por San Francisco de Sales, y las Clarisas, fundadas por Santa Clara, discípula de San Francisco de Sales, cuyos monasterios están en San Juan de la Maguana, Barahona y San Pedro de Macorís.

Hay, pues, en el territorio dominicano al menos un monasterio de clausura en 10 de nuestras diócesis.

II) ¿QUÉ ES LA ORDEN DEL CARMEN?
«La Orden es una familia Religiosa, integrada por hombres y mujeres, consagrados dentro de la Iglesia católica, que viven en comunidades, separadas en convento o monasterios, llamadas normalmente casas
religiosas».

III) ELÍAS Y EL CARMELO
«Los primeros carmelitas, guiados por un mismo espíritu bebieron, en la misma fuente a imitación del profeta Elías: «Ardo en celo por el Dios vivo». Sirviendo al único Dios y verdadero con entrega radical.
«Vive Dios en cuya presencia estoy», decía Elías».

IV) ¿POR QUÉ LA CLAUSURA?
«Más que una separación física del mundo, este estilo de vida nos lleva más a la soledad del corazón y a la pronta acogida de la gracia de Dios en todo momento y así el mundo está más en su corazón como un tesoro a quien le pertenece y tiene y quiere salvar, se siente llamada a ofrecer su oración y su trabajo, sus alegrías y sus penas al Padre en unión».

V) ¿CÓMO NACE?
«Nace con un grupo de cruzados (soldados), que después de liberar a tierra Santa decidieron consagrar sus vidas, a ejemplo e imitación del Profeta Elías. Se ha desarrollado por todo el mundo bajo el impulso de
la oración y la contemplación».

VI) MARÍA Y EL CARMELO
«María es Patrona, Madre y decoro del Carmelo y ha sido fuente de inspiración de la Orden de la fe, la esperanza y la caridad. Signo de su amor y Protección es el Santo Escapulario que evoca toda la tradición Mariana de la Orden».

VII) LA EUCARISTÍA
«Fuente y cumbre de nuestra vida cristiana, fuerza vivi cante, con la que nos alimentamos diariamente muy de mañana pues recibimos a Jesús que nos dispone a seguirlo como nuestro único esposo en delidad a su amor misericordioso.

La Eucaristía y la liturgia de las horas marcan el horario de nuestra vida de oración en amorosa acogida de la Palabra de Dios escuchada y meditada para hacerla vida. La oración personal: momentos de trato de amistad con quien sabemos nos ama».

VIII) EL SILENCIO
«Nuestra Regla nos invita al silencio pues solo en el silencio podemos escuchar a Dios y entender su palabra. «La celda solitaria y el claustro cerrado son el lugar donde la Esposa del Verbo Encarnado, vive plenamente recogida con Cristo en Dios».

IX) EL TRABAJO DIARIO DE LAS MONJAS
«Trabajamos, como dice el Apóstol, para ganar el pan, y dando un servicio necesario a nuestra santa Madre la Iglesia.

A ejemplo de Jesucristo que trabajó con sus propias manos durante sus treinta años en Nazaret y de la Santísima Virgen María Madre de Jesús y Madre nuestra. Nos unimos en el trabajo a los hombres y mujeres de nuestro mundo, ofreciendo al Señor todo el quehacer diario con alegre voluntad colaborando en la obra de la redentora de Cristo. Trabajamos en la fabricación de las formas (hostias) que el sacerdote consagra en el Santo Sacri cio de la Misa.

En la confesión de los ornamentos litúrgicos tales como: casullas, estolas, manteles y otros más».

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top