EL VOTO DEL CATÓLICO (2a. PARTE)

votocatólico2.jpg
Comparte estas informaciones:

Por: Padre Robert Brisman
P.misreflexionespadrerobert.blogspot.com
robertbrisman@gmail.com

Descarga la Revista Palanca del mes de mayo aquí

Ahora bien, cada vez más este tema se convierte en dificultad para loscristianos que tienen que equilibrar o tomar en cuenta a la hora de emitir su voto, hacerlo por aquellos candidatos a puestos públicos que estén de acuerdo con sus convicciones de fe o con la moral evangélica-cristiana.

Si es verdad que a muchos cristianos esto representa una grave dificultad, también es cierto que hay muchos otros cristianos que no les importa paranada o no les preocupa el ejercer este derecho y deber ciudadano de acuerdo con sus convicciones de fe. El mensaje de la iglesia en este tema se dirigesiempre a la conciencia de los fieles, pero tampoco les puede obligar a puntade pistola, para que lo pongan en práctica; esto queda ya en la conciencia de cada uno. Pero, aun así, la Iglesia no puede ni debe dar su brazo a torcer en lo que a ella le corresponde en orientar y enseñar en base a la doctrinaevangélica y eclesial. Un cargo público lo ha de ostentar una persona convocación.

En este año, en la RD estamos inmersos en un doble proceso electoral: una primera jornada de votación será para elegir a los legisladores, alcaldes y vicealcaldes, regidores; y una segunda jornada electoral será para elegir al presidente y vicepresidente del país. Es a raíz de estos procesos que he querido tratar el tema y recordar lo que nos enseña nuestra Iglesia Católica al respecto de nuestro deber como ciudadanos y cristianos. Y es que nosotros los cristianos no somos ciudadanos ni de segunda ni tercera categoría. Somosciudadanos de pleno derecho como los demás; también tenemos obligacionescomo todos los demás. ¡No podemos dejar que nos traten como ciudadanos para unas cosas, y para otras no! No pretendemos mucho menos convertir el país en una iglesia gigante; pero sí queremos aportar a la sociedad en la quehemos nacido, – crecido y desarrollamos desde nuestra fe -, al bien común.

Puedes continuar leyendo nuestro editorial en el siguiente, haciendo clic aquí

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top