Revista Palanca Abril 2016

Screen-Shot-2016-04-01-at-11.07.32-AM.png
Comparte estas informaciones:

Revista Palanca – Abril – 2016
Hacer clic sobre el texto para descargar

XXVII FERIA DEL LIBRO CATÓLICO
CASA SAN PABLO DEL 9 – AL 17 DE ABRIL DE 2016
«ENSEÑAR AL QUE NO SABE ES CONTEMPLAR EL ROSTRO DE LA MISERICORDIA»

El 8 de diciembre de 2015 inauguraba el papa Francisco el Jubileo extraordinario de la Misericordia abriendo la Puerta Santa en la Basílica de San Pedro en Roma. «Yo soy la puerta», se definió un día Jesucristo.

La Iglesia continuadora de la misión salvífica de Cristo, está signi cada en esta Puerta Santa siempre abierta para los que deseen entrar y quieran tener un profundo encuentro con Jesucristo, el Mesías, el Salvador. «He aquí que estoy a la puerta y llamo. Si alguno quiere entrar cenará conmigo y yo con él».

Jesús, imagen visible de Dios invisible, nos muestra con su presencia, en persona, el rostro misericordioso del Padre. Nos invita a dejarnos envolver por su ternura, sanando nuestras miserias. Dios pone su corazón de Padre en la miseria del hombre y le sana. Eso significa la palabra misericordia.

En sintonía con este acontecimiento que se celebrará en toda la Iglesia universal, nos disponemos a iniciar este año la XXVII FERIA DEL LIBRO CATÓLICO. La andadura ha sido larga, penosa a veces, pero perseverante. Como hemos dicho muchas veces las cosas grandes siempre comienzan por dar el primer paso. Nacen de pequeñas semillas, que en el correr del tiempo se van desarrollando y dan frutos abundantes. Lo pequeño se hace grande y lo grande se palpa a lo lejos y desde todas las direcciones. Así surge la Feria del Libro Católico. Y en el andar del tiempo llegamos a la XXVII edición.

El tema, acorde y en sintonía con la Iglesia es «la Misericordia» en una de sus facetas espirituales»: «Enseñar al que no sabe». Es una de las obras de misericordia como nos indica el Catecismo de la Iglesia Católica.

Toda la vida de Jesús de Nazaret se caracteriza por esta dimensión de Maestro: Enseñar. «Les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los hipócritas» (Mt 7, 29)

Había coherencia en sus palabras. Lo que predicaba lo vivía. Por eso despertaba la fe de los oyentes, de los que le escuchaban y se admiraban de la forma de hablar y enseñar.

Y los que le escuchaban «veían, sentían, experimentaban» la novedad de una forma nueva de hablar y de enseñar. Les enseñaba el camino para que los que escuchaban lo recorran con sus propios pies y miren con sus propios ojos. Por otra parte, si el maestro además de descubrir la verdad se mani esta con su hacer como ejemplo y con coherencia, ayuda a los oyentes en su fe y a vivir su vida desde la fe.. «Las palabras convencen, el ejemplo arrastra».

Jesús abría las puertas al conocimiento para que comprendieran y aceptaran lo nuevo de su mensaje. Primero les hablaba en parábolas. Después desgranaba el significado de las mismas. Y los que escuchaban entendían la verdad que les quería exponer.

Pero la misericordia no es solo un sentimiento de lástima, que a veces nos lleva hasta derramar lágrimas por lo que vemos y tenemos ante los ojos. Se trata de algo que va más allá de estos elementos superficiales y nos impulsa a movernos a ayudar a la otra persona en la medida de nuestras capacidades.

Es lo que entiende y quiere el papa. Gestos concretos que nos lleven a solucionar los efectos de la miseria que contemplamos como respuesta al amor misericordioso de Dios para con nosotros, que no dudó en entregarnos a su propio Hijo, para salvarnos.

Decían nuestros Obispos en la Carta Pastoral del 21 de Enero de 2016: «Enseñar al que no sabe es una obra de mucha misericordia y solidaridad. Pensemos de todo lo que se priva el que no sabe leer y escribir. Con el plan «Quisqueya Aprende Contigo» fueron muchas las personas alfabetizadas. Ojalá se pueda continuar con este proyecto hasta el nal. Además, hay que seguir facilitando y ayudando a los ya alfabetizados a que sigan creciendo y desarrollándose en todo tipo de conocimiento y de cultura» (Carta Pastoral n.49).

Este puede ser el objetivo y efecto provocado por la celebración de esta XXVII Feria del Libro Católico: Facilitar y ayudar a los que «no saben» o ya han sido «enseñados» a que sigan creciendo y desarrollándose en todo tipo de conocimiento y de cultura. La XXVII FERIA DEL LIBRO CATÓLICO será inaugurada el sábado 9 y se prolongará hasta el Domingo 17 de Abril en la Casa de San Pablo.

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top