Lecturas de hoy Solemnidad de la Natividad del Señor

PicsArt_12-25-07.53.01.jpg
Comparte estas informaciones:

Hoy, domingo, 25 de diciembre de 2016

Primera Lectura

Isaías 9:1-6
1El pueblo que andaba a oscuras2vio una luz grande. Los que vivían en tierra de sombras, una luz brilló sobre ellos. Acrecentaste el regocijo, hiciste grande la alegría. Alegría por tu presencia, cual la alegría en la siega, como se regocijan repartiendo botín.3Porque el yugo que les pesaba y la pinga de su hombro – la vara de su tirano – has roto, como el día de Madián.4Porque toda bota que taconea con ruido, y el manto rebozado en sangre serán para la quema, pasto del fuego.5Porque una criatura nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. Estará el señorío sobre su hombro, y se llamará su nombre «Maravilla de Consejero», «Dios Fuerte», «Siempre Padre», «Príncipe de Paz».6Grande es su señorío y la paz no tendrá fin sobre el trono de David y sobre su reino, para restaurarlo y consolidarlo por la equidad y la justicia, Desde ahora y hasta siempre, el celo de Yahveh Sebaot hará eso.

Palabra de Dios


Salmo Responsorial

Salmo 96:1-3, 11-13
1¡Cantad a Yahveh un canto nuevo, cantad a Yahveh, toda la tierra,2cantad a Yahveh, su nombre bendecid! Anunciad su salvación día tras día,3contad su gloria a las naciones, a todos los pueblos sus maravillas.11¡Alégrense los cielos, regocíjese la tierra, retumbe el mar y cuanto encierra;12exulte el campo y cuanto en él existe, griten de júbilo todos los árboles del bosque,13ante la faz de Yahveh, pues viene él, viene, sí, a juzgar la tierra! El juzgará al orbe con justicia, a los pueblos con su lealtad.

Segunda Lectura

Tito 2:11-14
11Porque se ha manifestado la gracia salvadora de Dios a todos los hombres,12que nos enseña a que, renunciando a la impiedad y a las pasiones mundanas, vivamos con sensatez, justicia y piedad en el siglo presente,13aguardando la feliz esperanza y la Manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo;14el cual se entregó por nosotros a fin de rescatarnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo que fuese suyo, fervoroso en buenas obras.

Palabra de Dios


Evangelio

Lucas 2:1-14
1Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo.2Este primer empadronamiento tuvo lugar siendo gobernador de Siria Cirino.3Iban todos a empadronarse, cada uno a su ciudad.4Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David,5para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta.6Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento,7y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento.8Había en la misma comarca unos pastores, que dormían al raso y vigilaban por turno durante la noche su rebaño.9Se les presentó el Angel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz; y se llenaron de temor.10El ángel les dijo: «No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo:11os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor;12y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.»13Y de pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo:14«Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace.»
Palabra del Señor

Comparte estas informaciones:

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top